Resistencia al cambio organizacional | Qué es, causas y cómo vencerla

0
435
Resistencia al cambio organizacional

Por lo general, todo cambio produce afectaciones, ya que esto implica ser removido de nuestra zona de confort. Pero los colaboradores de una empresa deben tener claro que, la resistencia al cambio organizacional es un lastre para la compañía. La razón es que el mercado cambia de manera constante y precipitada, y si no estás en el auge innovador o te adaptas a los nuevas realidades, perderás visibilidad, clientes e, incluso, corres el riesgo de desaparecer. 

Sin duda, uno de los problemas principales que enfrentan las organizaciones es la resistencia a cambiar. Por esta razón, es indispensable crear consciencia entre los miembros de la empresa, para que conozcan sobre los beneficios que podemos obtener al dar un giro de timón cuando es necesario, así como las consecuencias de no llevar a cabo un cambio a tiempo.

Si te estás preguntando en este momento qué es la resistencia al cambio organizacional, por qué se genera esta y cómo podemos vencerla… avanza con nosotros pues aquí encontrarás todas las respuestas.

¿Qué es la resistencia al cambio en las empresas?

Qué es la resistencia al cambio

La resistencia al cambio en las empresas es un factor común que sucede cuando se ejecutan planes de acción evolutivos que puedan impactar en las actividades que realizan los empleados o directivos. Con frecuencia, cuando tratamos de realizar cambios, las personas tienden a oponerse si estos les genera algún impacto desfavorable tanto a nivel personal, familiar e, incluso, emocional. 

Si bien el cambio organizacional es un proceso que debe llevarse a cabo para mantener a la empresa en la vanguardia o para salvarla; la adaptación a estos acontecimientos externos puede llevar a un sentimiento de rechazo, miedo o pérdida de control. Esta tensión que se genera es lo que se conoce como resistencia al cambio organizacional.

La definición de resistencia al cambio organizacional indica que este es un proceso con cuestionamientos defensivos ante una decisión que hace que una empresa o empleado salga de la zona de confort. Por esta razón, la resistencia al cambio organizacional no tiene una etapa específica para manifestarse, sino que varía según la situación y el momento.  

Tipos de cambios organizacionales

Resistencia mental a los cambios

Los cambios organizacionales se presentan siempre de manera diferente, ya que este se da no solo en situaciones críticas o traumáticas, también puede ser producto de un cambio por una tendencia global o por una expansión empresarial. De esta forma, en el entorno empresarial nos enfrentamos a dos tipos de cambios:

  • Voluntario: Se origina por un proceso evolutivo que, por lo general, ocurre de forma gradual y busca un objetivo específico; por ejemplo: expansión, reestructuración, cambio de mercado y alianza o fusión con otras empresas.
  • Involuntario: Se da por una situación drástica y repentina, es decir, no es previsto por la empresa. Este tipo de cambio es producto de la incertidumbre, debido a que pone a prueba la capacidad de un individuo para afrontar cambios que son impuestos por la situación. 

Pero lo cierto es que la resistencia al cambio organizacional no es solo un fenómeno que se da cuando el impacto es negativo, puede darse aun cuando el cambio sea positivo y tenga múltiples beneficios.

Es importante considerar y estudiar los tipos y causas de resistencia al cambio organizacional que existen, porque de esta manera podemos ser más acertados a la hora de tomar decisiones que impacten la presencia de la empresa en el mercado.

Causas de la resistencia al cambio organizacional

Causas de la resistencia al cambio organizacional

La resistencia al cambio en una organización puede deberse a múltiples factores, bien sea por el tipo de empresa, por la personalidad y roles de los líderes y empleados, o por el cambio que se esté generando en el mercado en ese determinado momento. Por ello, podemos decir que los siguientes fenónemos son predominantes a la hora de promover un cambio en una empresa: 

1. Temor a lo desconocido

La mayoría de las personas perjudican a las organizaciones por el temor que les genera realizar cambios, tanto en su entorno personal como laboral. Esto crea una fuerte resistencia al cambio organizacional, ya que, al salir de la zona de confort la persona asume una actitud defensiva, generando al resto del equipo obstáculos, miedo y desconfianza. 

2. Amenaza a las habilidades y competencias

Una de las fuentes de resistencia al cambio organizacional es que los miembros de esta asumen que un cambio puede implicar un índice mayor de actividades y, por lo tanto, requerirán de más habilidades y responsabilidades. De manera similar, optan por sacar provecho de la situación justificando que tienen derechos a oponerse por su trayectoria y experiencia en la empresa. 

3. Miedo al fracaso

Entre los factores de resistencia al cambio organizacional podemos encontrar que el miedo al fracaso es uno de los más frecuentes. Por lo general, las personas se acostumbran y se adaptan a sus métodos de trabajo. ¿O no te suena la típica frase de «así lo hemos hecho siempre y nos ha ido bien»? Un cambio organizacional para estas personas puede significar un riesgo impactante, por lo cual, se oponen a asumir las nuevas directrices. 

4. Poca flexibilidad organizativa

En muchas ocasiones, las organizaciones y sus directivos tienen miedo al cambio empresarial y, por ello, sostienen conductas internas con el fin de mantener una «estabilidad o inmunidad». No se dan cuenta que al generar este tipo de acciones desmotivan a sus empleados e impiden el desarrollo organizacional. 

5. Desinformación

Una de las causas del miedo al cambio en las organizaciones es la desinformación, debido a que una información desacertada provoca inquietudes y, por supuesto, desorden e inconformidad en los empleados.

Muchas organizaciones ponen poca atención a la hora de informar novedades a los empleados y, sin duda alguna, este es uno de los motivos que genera resistencia al cambio organizacional. Un equipo desinformado, es un equipo poco productivo. 

¿Cómo combatir este problema? Consulta este artículo nuestro: Estrategias de comunicación | Llega con efectividad al cliente que deseas

6. Amenaza a la posición

Las razones de la resistencia al cambio organizacional pueden basarse en la pérdida de estatus o posición empresarial. Por lo general, esto le sucede a los líderes o a las personas que tienen una función relevante en la empresa, ya que una modificación en la metodología de trabajo representa una amenaza a sus reglas y costumbres. 

7. Aumento o disminución de las responsabilidades laborales

Una de las características de la resistencia al cambio organizacional es que las personas pueden visualizar de distintas maneras los nuevos procesos, de esta forma, algunas asumen que surgirá un aumento en su carga laboral o en el sueldo, mientras que otros tienen la idea de que un cambio desplazará y restará importancia a sus labores. En cualquiera de los casos, se verá afectado de manera directa el proceso de cambio que desea vivir la empresa. 

¿Cómo manejar la resistencia al cambio en las empresas?

Estrategias para manejar la resistencia al cambio organizacional

No es una sorpresa que la resistencia al cambio organizacional puede generarse antes o durante la implementación. Analizar las reacciones que genera un cambio es uno de los pasos vitales para saber cómo superar la resistencia al cambio en una organización. 

Ten presente que para producir cambios que sean efectivos es necesario conocer cuál es el clima que existe en la empresa, conductas y causas que promueven dichas conductas. Así que, aplicando las siguientes técnicas para reducir la resistencia al cambio organizacional podrás liderar transformaciones en tu empresa que sean más aceptables y tolerables por tu equipo. 

1. Altos niveles de información

La resistencia al cambio organizacional desaparecerá si el empleado está bien informado, ya que de esta manera recibe las sugerencias y las difunde al resto del equipo. Como empresa, es necesario que te hagas las preguntas que podría hacerse el empleado: «¿Si asumo estos cambios me irá mejor? ¿Tiene esto algún impacto en mí?».  

En un proceso de cambio, es normal que surjan un sin fin de dudas e inquietudes, por lo cual, la comunicación acertada es vital, ya que es necesario que los colaboradores entiendan las razones del cambio.

Un buen inicio podría ser: sensibilizarte con tus empleados, escuchar las manifestaciones de resistencias y apaciguarlas. De esta manera, puedes mostrar el cambio como un aliado y no como una amenaza. 

2. Liderazgo innovador

Se un líder positivo

Un buen líder tiene la disposición al cambio en una empresa, ya que este conoce las exigencias del proceso y promueve las necesidades de la empresa al equipo. Para tener un liderazgo innovador y positivo, es necesario tener la capacidad de transmitir proactividad y confianza a los miembros del equipo. 

Este tipo de liderazgos exige una visión objetiva y competitiva, debido a que en situaciones difíciles debe mostrar un buen manejo de los conflictos y de la incertidumbre. Además, para erradicar el miedo al cambio organizacional se necesitan líderes con propuestas transformadoras. 

[su_box title=»Relacionados» box_color=»#ea3644″ radius=»2″]

[/su_box]

3. Apoyo y Capacitación

Una de las estrategias para reducir la resistencia al cambio organizacional es que la empresa brinde apoyo emocional a sus colaboradores, de esta forma, al mostrar empatía hacia los sentimientos del empleado se minimizarán los miedos y, por ende, la resistencia. 

Al ayudar a los colaboradores de una empresa, puedes pulir sus habilidades y prepararlos para el cambio, incluso puedes introducir el proceso por fases para así maximizar la estabilidad emocional y laboral.

El cambio organizacional puede generar menos impacto si le brindas las herramientas necesarias a tu equipo, ya que la finalidad de un cambio no es generar dudas sino mejorar la experiencia tanto de los empleados, como de los clientes. 

Puede que te interese: Gestión del cambio | Guía para adaptarse a la evolución constante

4. Participación

Personas participando en el cambio organizacional

Antes de realizar la implementación de un cambio es conveniente que las personas encargadas se aseguren de que todos los miembros de la empresa están participando; además de mostrar interés porque todos interactúen, ayudas a que se promueva la aceptación del cambio. 

Sin duda, esta es una de las claves para vencer la resistencia al cambio organizacional, ya que al involucrar a todos los miembros reduces las reacciones atacantes. Puedes generar un test de resistencia al cambio organizacional para cerciorarte de que las personas que la manifiesten participen de manera activa en el proceso. 

5. Presentación de los beneficios del cambio

Para evitar la resistencia al cambio organizacional debes evitar vender los cambios como una amenaza o imposición, al contrario, debes enfocarte en resaltar los beneficios que traerá a la empresa. Por lo general, las personas que aplican estas resistencias desean que alguien se ponga en sus zapatos y comprenda su posición. 

Ahora bien, como parte de tu estrategia puedes buscar un aliado que se sensibilice con el resto del equipo, los escuche y que ataque los motivos de negación de manera subjetiva, para que no sea un opresor sino un multiplicador. Es así como podrás reducir las manifestaciones de resistencia. 

6. Motivación

La importancia de la motivación laboral

Los cambios no siempre pueden ser negativos, en muchas ocasiones son favorables. Como parte de los aspectos a reforzar para combatir la resistencia al cambio organizacional encontramos la cultura de la empresa. A través de la cultura que promovemos podemos hacer que los colaboradores se adapten a un entorno cambiante sin que sea traumático. 

Puedes fomentar una cultura de aprendizaje continuo, en donde los empleados puedan sentirse parte importante de la empresa y, a la vez, generar un compromiso. De este modo, cuando se genera mayor responsabilidad el equipo de trabajo está más motivado y relacionado con la empresa. 

7. Presentar necesidades

Si las personas que laboran en una empresa no tienen conocimiento de las necesidades que se están presentando, al momento de plantear un cambio la reacción inmediata será crear resistencia.

Al ser parte fundamental de la organización, los empleados deben tener información sobre los aspectos que se deben mejorar y, al mismo tiempo, de las consecuencias que pudieran surgir si no se realizan los cambios. 

Haz notar los cambios a partir de una necesidad existente y realista. Empieza desde los directivos y continua con los colaboradores, emprende el cambio una vez que toda la empresa haya creado consciencia sobre los objetivos que se cumplirán en el proceso del cambio organizacional. 

Ejemplos de resistencia al cambio organizacional

Empleado viendo la transformación de una empresa

La forma en la que las organizaciones superan la resistencia al cambio organizacional va a depender de la estrategia y el análisis de mercado que realicen. El cambio implica mucho más que la ejecución; debes hacer un seguimiento, monitoreo y un diagnóstico según la respuesta de tus colaboradores. 

A partir de esto, queremos mostrarte cómo funciona este fenómeno laboral a través de un caso práctico de resistencia al cambio organizacional. 

Uber vs. Taxis

¿Cómo solicitar Uber?

En lugares de todo el mundo se está generando una «guerra» entre los taxistas tradicionales y las plataformas de servicios de taxis. No es una novedad que el mundo está cambiando de forma rápida, por lo cual, el sistema de transporte no puede quedarse atrás.

Hoy en día, vemos cómo a través de la tecnología podemos encontrar un servicio de transporte sin tener que pasar por largos tiempos de espera. Sin embargo, la industria tradicional de taxis se mantiene reacia a ejecutar un cambio en sus servicios para no perder la estabilidad y por ello, aplican una resistencia al cambio organizacional señalando que, implementar un servicio tecnológico sería ilegal.

Es un claro ejemplo de cómo los conductores tradicionales son prisioneros de un sistema antiguo. A diferencia, la plataforma Uber ha decidido responder a las nuevas necesidades del mercado y comenzar a «servir» a los clientes. De esta manera, no solo resuelven la crisis de transporte, sino que, además, brindan una experiencia placentera a sus pasajeros. 

Uber es exitoso porque responde a las necesidades de los clientes y a las nuevas prácticas del mercado. Así que, mientras la compañía Uber sigue innovando, los taxis tradicionales se van quedando atrás.

Palabras Finales

Las organizaciones tienen la capacidad de adaptarse a un cambio, muchos deben realizarse de manera acelerada y otros de manera gradual, sin embargo, hay que tener claro que los cambios organizacionales son necesarios, debido a las innovaciones del entorno. 

El mundo cada vez más empuja a las empresas a realizar avances y modificaciones en sus procesos, ya que unos de los indicadores de posicionamiento más relevantes en el mercado global es el nivel de innovación y aceptación a los cambios.

En efecto, los cambios nacen para romper con la conformidad y abrir el camino para una transformación productiva y moderna, por lo que resistirnos a ellos es un mal que nos perjudica. Y tú, ¿padeces de esta enfermedad?

[su_box title=»Recomendados» box_color=»#ea3644″ radius=»2″]

[/su_box]