Clima laboral | Qué es, tipos y cómo medirlo y mejorarlo en las empresas

Todos buscamos el éxito y gran parte de este, si no lo es por completo, se basa en el aspecto profesional. Pero solo es posible alcanzar ese grado de autorrealización cuando logramos disfrutar de la felicidad laboral. La clave para esto es trabajar bajo un clima laboral sano y ameno.

Pero el beneficio que esta situación produce no solo sucede desde el punto de vista individual, sino que es proporcional al rendimiento de la organización. ¡Una ecuación sencilla! Un clima laboral respetuoso, colaborador, responsable y dinámico es la clave para el bienestar de un trabajador. Esta variable se traduce en productividad individual y, por tanto, mejores resultados del proyecto o empresa.

Tal vez te preguntas lo siguiente: ¿por qué aseguramos esa alta correlación entre las variables de clima laboral, satisfacción laboral y productividad? O para ser más básicos, ¿qué se entiende por clima laboral? Estás de suerte porque justo en este artículo daremos respuesta a todas estas cuestiones. ¡Empecemos!

¿Qué es el clima laboral?

equipo de trabajo generando una idea

La definición de clima laboral envuelve el compendio de percepciones compartidas por los miembros de una organización que sirven como fuerza primordial para influir en su conducta de trabajo.

Este concepto dominado por las impresiones o imágenes de la realidad organizacional se sustenta, tanto en las características del espacio físico, como en elementos sicológicos. ¿Cuáles? Pueden ser estructuras, descripciones de puestos, normas de desempeño, remuneraciones, valores de trabajo, tipo de liderazgo y demás relaciones interpersonales.

Cabe señalar que, cuando hablamos de percepciones, está implícito el hecho de que estas se forman desde nuestra apreciación personal. ¿Qué significa esto? Ello se refiere a que no siempre la valoración es coincidente en todos y cada uno de los miembros de la organización.

Diferencia entre ambiente y clima laboral

En ocasiones es fácil confundir el concepto de clima laboral y ambiente laboral, ya que ambos comprenden determinadas características que emanan del lugar donde se desarrolla una determinada actividad o trabajo. Ahora bien, ¿qué diferencias existen entre ambos términos? Veamos…

Para empezar, ambiente de trabajo o laboral, se refiere a las relaciones que se establecen entre empleados y jefes y las cuestiones que influyen en este entorno. Muchas veces es determinado por el tipo de liderazgo, los problemas interpersonales de los trabajadores y cambios dentro de una organización.

En el momento en que surgen imprevistos o conflictos laborales es cuando se ve afectado de manera negativa ese ambiente del que hablamos. Por el contrario, para lograr un entorno laboral positivo en el que los trabajadores se sientan cómodos, los líderes deben conceder una mayor autonomía a sus trabajadores. Fomentar la participación y la confianza y tomar acciones que favorezcan una comunicación fluida dentro de la organización.

Por su parte, el clima laboral de una empresa hace referencia a algo mucho más amplio. Es el resultado de todos los ambientes laborales que se dan a lo largo de un período de tiempo. De esta manera cuando hablamos de mejorar el clima laboral, debemos tratar mucho más que la comunicación entre todos los miembros de una organización.

Variables o factores que influyen en el clima laboral

Configurar un clima laboral positivo no es una tarea sencilla, pero cuyos beneficios inciden en la productividad y la eficiencia de la compañía. ¿Qué factores afectan el clima laboral?

  • Ambiente físico: Dimensiones espaciales, higiene, ambientación, seguridad, iluminación y ruido de las instalaciones.
  • Estructura organizativa: Tamaño de la organización, organigrama, jerarquías o la división del trabajo.
  • Liderazgo: El tipo de liderazgo que se vive en la organización es otro de los factores que influyen en el clima laboral.
  • Relaciones interpersonales: Calidad de los vínculos personales que se crean entre los miembros de la organización incluyendo los jefes.
  • Reconocimientos e incentivos: Maneras monetarias o no en que se reconoce y premia el trabajo de un empleado.

Tipos de clima laboral

tipos de clima laboral

En el entorno organizacional intervienen un conjunto de variables que dan como resultado la formación de un tipo de clima laboral específico. Entonces, veamos cuáles son los tipos de clima laboral que existen.

Autoritario

¡Lo que se dice, se hace y punto! Básicamente esta frase resume el tipo de clima del que hablamos. El hecho es que los altos cargos no confían en sus empleados y tampoco tienen en cuenta sus opiniones o demandas para la toma de decisiones.

Por su parte, los empleados perciben y se desenvuelven en una atmósfera de temor y la comunicación solo existe en forma de instrucciones. En resumen, predomina una relación jerárquica que no deja espacio a la flexibilidad, la confianza, creatividad y superación profesional.

Paternalista

A pesar de que las decisiones también son tomadas en la cumbre de la organización, se trata de un sistema más condescendiente y menos rígido que el anterior.

La dirección concede cierta flexibilidad y valora las necesidades de los empleados en la medida que se respeten las reglas del juego establecidas en la cumbre. Para los subordinados el clima parece ser estable y estructurado.

Consultivo

Se distingue por un mayor grado de descentralización y delegación de las decisiones. La directiva deposita confianza en sus colaboradores y considera tanto el trabajo que realizan como sus opiniones. Hay un ambiente más dinámico y proactivo, en donde fluye la comunicación y la confianza entre los equipos.

La organización evoluciona dentro de un clima cuya balanza se inclina más hacia el lado participativo que hacia el lado autocrático e impositivo. Por ende, estimula a sus miembros -un poco más que los climas anteriores- a alcanzar los objetivos propuestos y los motiva con recompensas.

Participativo

Ahora si nos referimos a un sistema administrativo democrático y abierto. La toma de decisiones se encuentra descentralizada, es decir, tiene lugar en toda la organización. La comunicación no se hace solo de manera ascendente o descendente, sino también de forma lateral.

Se trabaja en un entorno de confianza y ameno, donde tanto los superiores como subordinados forman un equipo y reman juntos hacia la consecución de los objetivos propuestos. Gracias a esta implicación los empleados se sienten motivados y son evaluados y recompensados en función de su rendimiento.

Importancia del clima laboral

equipo de trabajo unido en un clima laboral favorable

¿Por qué las empresas deben preocuparse por implementar acciones para mejorar el clima laboral? Los beneficios que esto trae consigo van desde la satisfacción individual de cada empleado hasta el bienestar y futuro de la completa organización. Estas son algunas de las ventajas de las que hablamos:

1. Mejora la comunicación entre jefes y empleados

Todo profesional desea contar con un superior que lo asesore en sus tareas y fomente un clima de colaboración que lo ayude a tener un mejor desempeño. No obstante, cuando el clima lo permite la situación es recíproca. Existirá ese deseo de los empleados de comunicarle a sus superiores la realidad y no lo que estos desean oír. Recuerda que no solo es importante saber lo que piensan en la calle de ti, sino también las opiniones que se forman dentro de tu propia casa.

2. Despierta la creatividad

La evolución en el mundo laboral nunca cesa y la innovación empresarial es clave para que un negocio perdure. Las empresas quieren empleados creativos y llevan toda la razón. Pero para ello deben crear un entorno que les permita generar ideas y nuevos conceptos. Así ser capaces de producir soluciones originales y que ayudan a mejorar el funcionamiento y productividad de la organización.

3. Fortalece trabajo en equipo

Cuando las personas no perciben un entorno en el que impera el miedo, están dispuestos a apoyar a sus compañeros y colaborar más en los proyectos comunes. En un clima laboral positivo, los colaboradores tienden a charlar y conocer mejor a sus colegas, compartiendo conocimientos, opiniones, ideas… que posibiliten el logro de los objetivos y garanticen una mayor resolución de problemas.

4. Fomenta la motivación y satisfacción laboral

La motivación es el impulso que tiene una persona a desarrollar una acción. La situación en la que trabaje un individuo y lo que piense respecto a ella determinará su modo de actuar. Si los trabajadores son motivados rendirán más porque se sienten mejor en su trabajo. Se sentirán satisfechos con el lugar donde trabajan y estarán comprometidos con lo que hacen y con su empresa. Esta a su vez podrá disfrutar de bajos índices de rotación de personal.

5. Incrementa la productividad

¡Un empleado feliz es un empleado productivo! Garantizar la comunicación activa y eficaz entre los miembros de la organización, hará que los trabajadores desempeñen sus tareas con mayor productividad, eficiencia, eficacia y competitividad, proporcionando satisfacción al cliente final.

¿Cuáles son las consecuencias de un mal clima laboral?

listado de ventajas y desventajas

Ya sabemos todas las ventajas que genera un buen clima laboral, pero… ¿qué ocurre en el caso contrario? Estos son las consecuencias de trabajar en climas labores insanos.

1. Situaciones de conflicto

¿Sabes qué es peor que una estresante y larga jornada laboral? Trabajar en un ambiente tóxico. La fricción entre compañeros de trabajo puede ser fatal: chismes, filtraciones de información, agresiones verbales o físicas, así como rivalidad insana.

2. Problemas físicos y fisiológicos

Una mala configuración física de los espacios de trabajo, así como condiciones inseguras, traerán consecuencias negativas a la salud de los trabajadores. Sin mencionar los accidentes mayores que pueden ocurrir. ¿A qué daños nos referimos?: fatiga, problemas visuales, falta de concentración, enfermedades frecuentes, trastornos de la alimentación y el sueño, estrés, entre otros.

3. Baja productividad

Una conducta que no está motivada o también se puede llamar conducta «frustrada», provoca que los individuos sean escasos de palabras, de ideas, de innovación y creatividad. Demuestren desaprobación al cambio, conflictos con sus pares y superiores, responsabilicen a los demás o a la situación de sus errores y sientan miedo a arriesgarse al ejecutar nuevas tareas o roles.

4. Impuntualidad y ausentismo

¿Te imaginas levantarte cada mañana para ir a trabajar a un lugar en el que no te sientes bien? Piensa en tu cara, tu actitud y el poco empeño que le pondrás en estar a tiempo, en hacer las cosas bien y en la forma en que tratarás a tus compañeros. Una matemática nada compleja indica que los índices de rotación serán altos, y ninguna empresa desea esto.

5. Daños a la reputación

Las empresas se hallan vinculadas a una comunidad y más ahora en el mundo globalizado. El mal clima laboral crea problemas con todos los grupos de interés relacionados: empleados, clientes, gobiernos locales o asociaciones de ciudadanos. ¿Sabes lo peligroso que puede ser esto en la era del Internet? En el momento menos pensado se puede desencadenar una verdadera crisis en las redes sociales, dañando la reputación de la empresa.

¿Cómo medir el clima laboral?

cómo medir el clima laboral

¿Sabes cuáles son las funciones del departamento de Recursos Humanos? Una de ellas es medir el clima laboral dentro de una organización. Para ello debe contar con un sistema que permita la recogida de la información y su procesamiento, así luego poder interpretar los resultados y realizar un plan de mejora.

Existen distintos métodos que permiten mostrar evidencias cuantitativas acerca de la situación problemática. La técnica por excelencia utilizada para este tipo de análisis es la encuesta. ¿Cómo hacerlo?

Te recomendamos utilizar una «escala Likert» la cual consiste en una serie de enunciados formulados de forma positiva sobre los cuales el entrevistado debe mostrar su nivel de acuerdo o desacuerdo. La mayoría de las veces se proponen cinco categorías que van desde muy de acuerdo a muy en desacuerdo.

Ahora bien, ¿qué debe contener el cuestionario? A través del mecanismo de medición se traducen en preguntas o enunciados aquellos aspectos que se desean evaluar. Estos criterios que serán el esqueleto del cuestionario varían de un autor a otro en dependencia del modelo seleccionado.

De igual manera, tú puedes diseñar tu propio cuestionario. Solo debes asegurarte que las dimensiones que incluya tu instrumento estén acorde a las necesidades de la realidad organizacional y a las características de los miembros que la integran. ¡Conforma un grupo de expertos!

Existen dimensiones comunes para la medición del clima organizacional y a continuación te mostramos algunas:

  • Seguridad y salud del trabajo: Régimen de trabajo y descanso, distribución de espacios, iluminación, ruido, postura en el puesto de trabajo, disposición de los medios de protección.
  • Comunicación interna: Recepción de la información correcta y en el momento preciso, participación en la toma de decisiones, respuesta a las solicitudes demandas.
  • Ambiente de trabajo: Trato y capacitación recibida por el superior, relaciones entre compañeros.
  • Compensación: Salario y demás recompensas recibidas.

¿Cómo mejorar el clima laboral de una empresa?

ideas para mejorar el clima laboral

No basta con conocer y preocuparse por cuán importante es mejorar el clima laboral de una empresa, ¡hay que tomar acción sobre ello! Y es por esto que te presentamos algunas estrategias para mejorar clima laboral en tu negocio. ¡Presta atención!

1. Involucrar a los empleados en la toma de decisiones

La idea es facilitar que aporten sus puntos de vista, iniciativas, críticas y sugerencias para mejorar el funcionamiento de la compañía. La toma de decisiones no debe ser vista como un proceso en beneficio únicamente de la organización. ¡Haz que tus trabajadores se sientan parte de la empresa y estarán comprometidos con ella!

2. Alimenta la comunicación asertiva

¿Qué sería del ser humano sin la posibilidad de comunicarse? En el entorno laboral es fundamental una comunicación fluida y sana por lo que esta será una de las actividades para mejorar el clima laboral.

3. Fomentar el team building

¿Por qué no una jornada laboral invertida en un paintball o una barbacoa en el campo? Lo creas o no, estas prácticas aumentan la confianza dentro de un equipo, así como su cohesión y la mejora en los procesos de comunicación.

4. Sé el líder del futuro

No es un secreto para nadie que los directivos tienen un rol fundamental en el mejoramiento del entorno laboral. Aquí también te enseñamos cómo ser un buen líder.

Relacionado: ¿Cómo ser un CEO exitoso? | 4 comportamientos que los distinguen

5. Reconoce el trabajo de los empleados

A las personas nos gusta que nos dejen saber cuando hacemos algo bien. Esta es una perfecta inyección para esforzarnos en el siguiente reto. De más está decir que la retribución trasciende los límites del aspecto monetario.

10 frases para mejorar el clima laboral

jefe dando apoyo a un empleado

Es muy cierto que cuando nos sentimos motivados nos encontramos más cerca de alcanzar nuestro máximo potencial. Un buen rendimiento laboral depende en gran medida de la motivación personal.

Es humano carecer de este impulso productivo en ocasiones. Sin embargo, una frase de ánimo o sabiduría es más que suficiente para sacarnos del letargo y echar andar nuestras neuronas. No pases por alto estas diez y consúltalas siempre que sientas que lo necesitas.

1. «El éxito no se logra solo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización»

Los buenos líderes hacen que su trabajo parezca fácil. Sin embargo, la realidad es que la mayoría ha tenido que trabajar muy duro para alcanzar ese puesto. Como nos aconseja Víctor Hugo con esta frase, la clave está en no rendirse ante la primera dificultad.

2. «El trabajo que nunca se empieza es el que tarda más en realizarse»

Tolkien, el famoso autor de El señor de los anillos, nos incita con esta frase a poner manos a la obra. No es menos cierto que la carga se vuelve más pesada conforme pasa el tiempo. Sigue el consejo del escritor británico: ¡el mejor momento para empezar es siempre ahora!

3. «Mantente alejado de aquellas personas que tratan de menospreciar tus ambiciones. Las personas pequeñas siempre lo hacen, pero los verdaderamente grandes hacen sentirte que tú también puedes ser grande»

La mayoría de las veces no escogemos con quién trabajar. Puede que en muchas ocasiones escuchamos más a personas negativas que a aquellas que quieren lo mejor para nosotros. Mark Twain con esta frase nos motiva a acercarnos a estos últimos. Apóyate en quien te impulse a seguir adelante.

4. «El 80% del éxito se basa simplemente en insistir»

Woody Allen nos asegura que la constancia es un valor estratégico en la búsqueda. Con constancia podemos encontrar lo que deseamos. De nada sirve rendirnos ante una dificultad. Son las metas más difíciles de lograr las que nos harán crecer profesionalmente.

5. «El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos un día sí y otro también»

Si quieres que tu trabajo sea exitoso debes sumarle a todos tus días pequeños esfuerzos. El escritor de autoayuda, Robert Collier, nos advierte con esta frase que el éxito no se presentará en tu puerta. Será el resultado de lo que logres de a poco, acompañado siempre de la perseverancia.

6. «Nada es particularmente difícil si lo divides en pequeños trabajos»

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Cuando sientas que un proyecto te supera, apóyate en esta sentencia. El fundador de la compañía Ford, Henry Ford, nos lo deja claro: si divides tu trabajo en pequeñas metas a plazos, vencerás. No se trata de hacer más en menos tiempo, sino de tratar de hacerlo siempre lo mejor que podamos.

7. «He aprendido que los errores pueden ser tan buenos profesores como el éxito»

Errar es humano. No tienes que desanimarte cuando algo no salga como esperabas. Las derrotas son una oportunidad para la superación y el crecimiento.  Enfócate en alcanzar el éxito superando esos caminos difíciles. El empresario estadounidense, Jack Welch, lo plantea de así. Sigue su consejo

8. «Cualquier persona que deja de aprender es vieja, ya sea a los veinte u ochenta. Cualquier persona que sigue aprendiendo se mantiene joven. La cosa más grande en la vida es mantener la mente joven».

Otro gran pensamiento del exitoso empresario Henry Ford. La frase se explica por sí sola. No te quedes nunca tranquilo con el puesto que ocupas ni conforme con lo que ya sabes. Un buen clima laboral puede favorecer el desarrollo profesional pero la elección es tuya. Inspírate en esta frase para que busques siempre el conocimiento, te abrirá muchas puertas.

9. «La única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces»

Un consejo que viene nada más y nada menos que de Steve Jobs, el exitoso fundador de Apple. Convierte tu trabajo en tu pasatiempo. ¿A quién no le gustaría pasarse todo el día haciendo algo que realmente disfruta? Si aún no lo has encontrado, sigue buscando. Todos tenemos una actividad que nos apasiona. Dedícate a ella.

10. «La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia»

La actitud es clave para muchos aspectos de la vida y el trabajo no es la excepción. Como dice una frase popular, hay que aprender a bailar bajo la lluvia. Winston Churchill, líder político y escritor británico, nos alerta: una actitud positiva puede ayudarte a sobresalir y ser valorado por el resto.

Palabras finales

Antes de salir y competir contra otras industrias, es necesario mejorar en el ámbito interno. Escuchar la voz del empleado, desarrollar sus habilidades y atender sus necesidades. Solo así será posible que este se ponga la chaqueta de la empresa y trabaje por alcanzar los objetivos de la misma como si fueran los suyos.

Toda empresa busca disfrutar de una ventaja competitiva. ¡Esta puede ser una! Gracias al significado que cobra el concepto de hoy, las compañías capaces de crear un clima percibido como favorable por los empleados y en los que estos pueden alcanzar su máximo potencial, cuentan con un elemento diferenciador y ventajoso.

Entonces, ya tienes en tus manos todo lo que necesitas saber, ¡ahora ponte en acción! Igual, no olvides dejarnos saber qué te pareció el artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here