Diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio | Cómo hacer cada uno

0
503
Mujer explicando la diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio

El proceso de creación y establecimiento de una empresa requiere de mucho cuidado a los detalles desde los cimientos. Para hacerlo, de la manera correcta es fundamental conocer la diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio. Si bien, pueden ser parecidos, ambos funcionan de manera diferente e incluso son complementarios entre sí.

Sin duda, aprender qué significa o cuál es la función de cada uno puede ayudarte a potenciar y sacar el mayor provecho para tu empresa. En este artículo te explicaremos qué es el modelo de negocio y el plan de negocio, cuáles son sus similitudes y en qué se diferencian.

Modelo de negocio y plan de negocio: ¿Qué son?

Mujer exponiendo en una junta un modelo de negocio

Es común que en el ámbito de los negocios se confunda lo que es el modelo y el plan de negocios, pero lo cierto es que estas son dos piezas diferentes de un mismo rompecabezas. Como ya se ha mencionado, estos además llegan a ser complementarios, por lo que de ninguna manera pueden ser lo mismo. Por eso, en este punto daremos las definiciones de cada uno para comprender de qué se trata.

¿Qué es un modelo de negocio?

Para empezar a señalar la diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio, diremos que el primero es un instrumento que da la posibilidad de tener claridad sobre la manera en la cual se ofrece solución a una necesidad o servicio del mercado. Por supuesto, estos deben ser claros al definir las estrategias que se emplearán en la búsqueda de los objetivos de un negocio.

A través de un modelo de estos se distinguirá cuál es el valor de un producto, qué se necesita para introducirlo en el mercado y a qué público se comercializará. Los modelos de negocio son cruciales para saber cómo poner en marcha las operaciones de una compañía. Además, una de sus grandes utilidades es la de ser un excelente aliado para la planificación empresarial, como lo es el modelo de negocios Canvas y las diferentes herramientas que presenta para los negocios.

Características de un modelo de negocios

Para tener aún más clara la definición, es importante señalar sus características. Así, será más sencillo identificar la diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio.

1. Generan una oferta de valor

Es necesario realizar una buena investigación y observación para determinar cuál oferta de valor es capaz de otorgar un negocio a las personas. Como empresario, debes encontrar un problema o situación continuo en ciertos sectores, grupos sociales o contextos en los que tú u otras personas se desenvuelvan de forma habitual. La idea es que los beneficios de tu solución sean realmente útiles para los consumidores y no sea una copia de lo que ofrece la competencia.

Puede que te interese: Cadena de valor | Aprende cómo generar mayor valor para tus clientes

2. Define de manera clara a sus clientes

Al identificar un problema, también se suele establecer el público al cual se tiene que dirigir el negocio. Por supuesto, el objetivo es llegar a la mayor cantidad de personas, sin importar sus características o lugar donde se encuentre. Sin embargo, lo adecuado es pensar en quiénes realmente podrían estar interesados en el producto que la empresa ofrece, cuánto estarían dispuestos a pagar y de qué modo este les puede ser atractivo.

Recomendado: Buyer persona | Aprende cómo dibujar a tu consumidor ideal

3. El principal objetivo es la rentabilidad

Se sabe que todos los negocios tienen como meta principal el generar la mayor cantidad de ganancias. Más allá de esto, si como empresario no has investigado y entendido el valor de tu oferta de mercado y el perfil de tus consumidores, será difícil hacer rentable tu negocio.

En principio debes conseguir que la producción de tu oferta de valor no sea superior al de las ventas esperadas. Eso no debe basarse en cálculos abstractos, sino en ajustes de costos operativos y análisis de materias primeras, sumadas a los gastos.

Relacionado: Rentabilidad de una empresa | Un ABC para los emprendedores

Clasificación de los modelos de negocios

Personas trabajando en un modelo de negocios

Después de conocer de qué se trata y cuáles son sus características, es tiempo de descubrir los tipos de modelos de negocios. En este apartado destacaremos los más importantes o los más comunes; sin embargo, sobre estos podrás encontrar mucha información y clasificaciones.

1. Líder de un mercado

Este modelo consiste en la proyección de una empresa que busca posicionar su marca como líder en un mercado específico. Para esto, es requerida una estrategia agresiva, la cual genera una necesidad de mercado o también un plan que a largo plazo genere soluciones de calidad superior a las de la competencia.

Por supuesto, este modelo representa la aspiración de muchas empresas, por lo que no suele ser algo instantáneo y tardarse su tiempo.

2. Multicomponente

Este modelo se da cuando la misma oferta de valor apunta a distintos espacios, en varios volúmenes, para distintos clientes y a diversos precios. El ejemplo más claro de estos es el de Coca-Cola, ya que sus productos se pueden encontrar al por mayor o al menudeo. Estos se encuentra disponibles en supermercados, tiendas, máquinas dispensadoras o hasta en sus propios locales.

3. Conmutador

Cuando se habla de un modelo de negocio conmutador se hace referencia al que convierte a un solo empresario en distribuidor de una materia prima. Esto lo hace para cualquier empresa que precise de estos elementos para llevar a cabo su propuesta de negocio. Este modelo no es sencillo, ya que deben cumplirse ciertas prácticas antimonopolio y lograr así un control de la oferta.

4. Posventa

Este es uno de los más tradicionales y basa sus verdaderas ganancias en la venta de consumibles o suministros para aprovechar u operar un producto que se compre en una sola ocasión. Por ejemplo, al adquirir una impresora, entramos en una cadena en la que de forma continua deberemos comprar cartuchos para utilizarla. Esto también se puede ver con los software, los cuales se compran, pero con el pasar del tiempo requieren de actualizaciones o soporte.

5. Freemium

Este modelo es muy propio de las plataformas de streaming de películas, música o de formación. A partir de esto, los clientes inician un servicio o producto de forma gratuita, a la que luego se le ofrece una mejora por una tarifa, como la eliminación de publicidad, beneficios de atención o acceso ilimitado a todas las herramientas. Otro ejemplo de este modelo son las tiendas en línea que ofrecen una membresía para dar prioridad de entrega o cancelación de gastos de envío.

Los anteriores son solo cinco tipos, pero también se pueden encontrar los que son de afiliación, franquicia, suscripción, manufactura o de productos virtuales. Lo importante es que al conocer sus tipos se puede encontrar de manera sencilla la diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio.

¿Cómo elaborar un modelo de negocio?

Aunque hay muchos tipos de modelos de negocios, para hacer uno de estos hay que seguir determinados pasos. Lo primero es elegir un segmento de clientes al cual la empresa o negocio aspira a llegar para ofrecer sus productos o servicios. Posteriormente, habrá que definir la propuesta de valor que tiene la compañía, para así lograr diferenciarse de la competencia y posicionarse como la mejore solución.

Ya sabes qué y a quiénes, ahora es momento de seleccionar los canales por los cuales te comunicarás con tus clientes. Estos pueden ser propios o también pueden ser a través de plataformas y los diferentes tipos de publicidad. Es importante, además, definir cómo será la relación con los consumidores y el tono de comunicación que manejarás con ellos.

Ahora, los recursos son vitales y ahí es cuando tendrás que definir las fuentes de tus ingresos, las cuales pueden ser diversas según tu empresa y lo que comercialice. Luego, deberás encontrar los recursos para llevar a cabo tu modelo: estos son los humanos, creativos, físicos y financieros.

Por último, es fundamental hacer una relación de las actividades claves para tu negocio, luego seleccionar los partners de tu proyecto y finalmente, realizar un análisis desmenuzado de la relación de costos involucrados.

¿Qué es un plan de negocio?

Personas elaborando un plan de negocio

Por otro lado, el plan de negocio es un documento en el que se describen los objetivos de tu empresa y las actividades a desarrollar para conseguirlos. Esta herramienta servirá de guía al empresario o emprendedor para gestionar sus ideas en aspectos tan importante como la financiación.

Hay que tener en cuenta que este es lo que se denomina como un documento vivo, lo que significa que podrá ser modificado en el camino. Incluso, las variaciones de las que este pueda ser objeto se pueden desarrollar luego de su aplicación. Las principales metas del plan de negocio son apoyar la búsqueda del financiamiento y ayudar en la administración operativa del negocio.

Puedes leer: ¿Qué es el capital semilla? | Cómo puedes obtenerlo y por qué sería útil

¿Qué se incluye en un plan de negocios?

Un plan de negocios debe contar con algunos elementos que son claves. Cada uno tiene una función y sirve como parte de una cadena para definir todos los objetivos de la empresa. A continuación, encontrarás lo que debe tener sí o sí en este documento:

1. Resumen ejecutivo

Aquí se abarca toda la información contenida en el modelo, pero reducido a la máxima expresión. Aunque este punto debería considerar todos los aspectos que se abordan, muchas veces hay temas que se descartan. Los que sí son imprescindibles son el nombre del negocio, tipo de empresa y de actividad, datos, descripción del negocio y lo que ofrece.

2. Denifición de negocio

En este componente hay que enfocarse en dar detalles sobre el concepto de negocio y todo lo relacionado con el funcionamiento de la empresa. Si es el caso de tu empresa, puedes agregar registros fotográficos de prototipos de tus productos o versiones beta. Así permitirás a los lectores conocer más sobre la marca, la identidad gráfica, entre otros.

3. Estudio de mercado

Este elemento es fundamental para que se ofrezca el concepto y estrategias planteadas de la mejor manera. Aquí podrás incluir las compañías o marcas que se consideran competencia, además de un estudio con las ventas y desventajas que presentan. De igual manera, en esta sección podrás dejar evidenciado el nicho o sector en el que se dirigen tus productos o servicios.

Recomendado: Inteligencia de mercado | Guía para que tu empresa triunfe en el mercado objetivo

4. Estudio técnico

Aquí deberás detallar todo lo relacionado con los recursos, no solo los económicos, sino los materiales y conceptuales que hacen parte del proyecto. La infraestructura material o maquinaria que requieres para desarrollar tu producto o servicio deben estar incluidas. Sumado a lo anterior, tendrás que especificar los espacios físicos que utilizarás para el desarrollo de tu proyecto.

5. Organización del negocio

¿Cómo está compuesta la empresa? Este componente describe de manera extendida las responsabilidades de cada cargo y a qué se comprometen a nivel jurídico quienes asumen un cargo específico. En esta parte del documento también se señala el tipo de empresa que buscarás tener. El tema de horarios, etiqueta de vestimenta, nombre de vacantes, perfiles profesionales y salarios son elementos que deberían ir aquí.

6. Estudio de inversión y financiamiento

En este punto, el plan de negocios especifica la cantidad de recursos que se necesitan invertir en el caso de financiación externa y convenios. También se explican las estrategias que se contemplan para que las inversiones generen ganancias y se especifican los rubros en los que se invertirá cada céntimo de la inversión. Se deben considerar en este apartado los activos que se consideren fijos y los activos intangibles.

Relacionado:

¿Cómo elaborar un plan de negocio?

Personas definiendo los elementos de un plan de negocio

La elaboración de un plan de negocio también requiere de seguir ciertos pasos para garantizar su éxito. Tanto si es una empresa que es nueva o una que ya se encuentra en funcionamiento, estos son los escalones que tu empresa debe subir para alcanzar el objetivo de su plan.

Para empezar, debes describir la empresa o la idea de negocio: si esta ya funciona, es importante recalcar su historia, proyecciones y resultados, pero si es nueva, debe incluir un análisis del entorno (fortalezas y debilidades). Precisamente, este contiene un estudio de los factores económicos, tecnológicos, políticos, ambientales, sociales que afectan el negocio de forma positiva o negativa.

Luego de esto, es crucial hacer un sondeo del mercado para tener datos frescos y únicos que incidirán en el desarrollo del negocio. A partir de la información recopilada se podrá construir un plan estratégico, que tendrá como base el análisis DOFA. Luego será momento de diseñar el plan de marketing con sus diferentes objetivos y así poner en marcha el plan de operaciones, con las actividades que los harán realidad.

Por último, pero no menos relevante, debes plantear el plan financiero. En este evidenciarás la rentabilidad del proyecto para que los inversionistas conozcan si habrá una retribución atractiva para ellos. Este deberá incluir costos, inversiones, fuentes de financiamiento, los estados financieros y la rentabilidad actual del negocio.

Lee también: Cómo hacer un plan financiero en una empresa | 6 pasos

Similitudes entre modelo de negocio y plan de negocio

Como ya se ha descrito, la diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio existe, pero la confusión se genera porque ambas guardan similitudes. En primer lugar, ambos sirven para tomar decisiones en la empresa y para planificar estrategias de acuerdo a los objetivos de la misma.

Además de lo anterior, estas dos herramientas se proyectan hacia el futuro y por eso tienen elementos que se van desarrollando paso a paso. Ambas hablan sobre objetivos o metas, ya que son aspiraciones a los que los empresarios apuntan.

Tanto el plan como el modelo de negcios abarcan estrategias de mercadotecnia, de captación y retención de clientes, así como de generación de ingresos. En general, ambos documentos contarán con la visión y el concepto del negocio.

¿Cuál es la diferencia entre un plan de negocio y un modelo de negocio?

Hombre explicando modelo resultados de estudio

La diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio radica en que cada uno tiene un papel específico y se debe implementar en diferentes etapas. O sea, más allá de que sean herramientas útiles para la organización de actividades de la marca, no son lo mismo.

Para empezar, mientras un modelo de negocio es una fórmula general que permite definir cómo se venderá un producto o servicio, los planes tienen como objetivo crear una guía paso a paso sobre cómo se cumplirán las metas. Sumado a esto, el primero permite estructurar el funcionamiento de una empresa y el segundo permite definir de forma precisa los objetivos, metodologías y formas de trabajo dentro de la empresa.

Por último, los modelos de negocios brindan un panorama general del público al que se dirige la empresa. Los planes de negocio, por su parte, sirven para organizar las actividades internas de la compañía e incluso, delegar responsabilidades y estrategias de trabajo.

En pocas palabras y de manera resumida, mientras el modelo de negocio establece el esquema general de una empresa, el plan va más allá y profundiza en cada uno de los aspectos que intervienen en él. El modelo de negocio debe generarse en la fase en la que apenas se concibe la idea de la empresa y por eso apenas se contempla: la propuesta de valor, clientes y canales, ingresos, costes, actividades y recursos clave.

El plan, por su parte, contempla un resumen ejecutivo del modelo, con una descripción precisa de lo que se ofrecerá, un análisis del mercado y las estrategias que se aplicarán. Este, básicamente, es el GPS que indica hacia donde se dirige el proyecto y cómo se hará; es el paso a la acción.

Palabras finales

Más allá de que tu empresa sea grande o pequeña, siempre es necesario que tenga un modelo y un plan de negocio. No creas que estas dos herramientas son exclusivas para gigantes compañías o multinacionales, pues estas representan la hoja de ruta para un buen proyecto.

Lo importante es tener clara la diferencia entre modelo de negocio y plan de negocio para así saber utilizarlos según el caso y en el momento adecuado. Por supuesto, este proceso no se da de un día para otro, así que te recomendamos tener paciencia y construir paso a paso.

¡Ahora sí! Es momento de que empieces a aprovechar las ventajas de hacer un buen modelo y un plan de negocio adecuado para tu empresa!

Recomendado: